EMPRESAS

SEFINPOL: PROFESIONALISMO Y CRECIMIENTO CONSTANTE

La empresa que se encuentra dentro del Parque Industrial de Burzaco, salió al mercado con su principal actividad: la fabricación de tubos, conexiones, válvulas y accesorios de termofusión en 2011 (Marca: REDECO). Luego de un inicio muy costoso y lleno de dificultades,  hace varios años se encuentra en un camino ascendente y vertiginoso. Hoy en día, se posiciona quinta en el rubro de la termofusión a nivel nacional. Además, como actividad secundaria realiza la actividad de servicio de  inyección de piezas para terceros.

El actual presidente de Sefinpol, el Dr. Jorge Fullone recibió a Revista DeParques y habló sobre el inicio, el presente y el futuro que le depara a Sefinpol.

La empresa surgió de una idea, de un proyecto y de una planificación muy minuciosa. Los tres socios que componen a la empresa, el Ing. Guillermo Etchechoury, el Ing. Guillermo Sivori y el Dr. Jorge Fullone realizaron una investigación sobre qué proyecto querían llevar a cabo: “Empezamos a evaluar el proyecto, queríamos una actividad que cumpla ciertas pautas, desde ser amigable con el medio ambiente, con la sociedad, etc., nos fijamos ciertos requisitos insoslayables. La idea siempre fue estar dentro de un Parque Industrial. También queríamos una actividad que no contamine, que tenga altas barreras de acceso a la competencia. Tratamos de hacer muy profesionalmente la evaluación del proyecto. Definimos con anterioridad cuáles eran los requisitos mínimos que pretendíamos y a partir de ello se empezó a evaluar qué actividad queríamos desarrollar, y terminamos por definirnos por la termofusión como primera y principal actividad para esta etapa.

Con el proyecto evaluado y pulido al cien por ciento, empezaron a trabajar en la empresa que hoy en día se encuentra totalmente estabilizada en la actividad y el mercado. “Sabíamos que era una actividad muy difícil, compleja, que había muchas y grandes empresas, pero también que tenían falencias respecto a los servicios y demás. Era un mercado muy competitivo pero teníamos confianza en poder desarrollarnos en él”.

En la actualidad Sefinpol superó a empresas de primera línea, en cuanto a volumen de unidades producidas y vendidas, y eso se debe a la muy buena gestión que se lleva a cabo en la empresa, debido a la selección de un excelente plantel de recursos humanos en todos los sectores de la organización “Otro de los requisitos que fijamos era tener muy profesionalizadas las gerencias y mandos medios. De 50 personas que somos en la empresa contamos con once profesionales. Nuestra intención es tener poca gente, pero de gran capacidad intelectual, para que cuando exista la posibilidad de crecer, te puedas adaptar rápido a la situación; por ejemplo en agosto del presente año se vendió un 50% más de unidades de lo que se había vendido en el mes de agosto de 2016 y en la empresa no hubo sobresaltos, todos se supieron adaptar y eso es porque hay gran capacidad de reacción”, comenta a Revista DeParques el entrevistado.

En Sefinpol se valora mucho la relación entre compañeros de trabajo. Se busca generar un buen vínculo entre todos los empleados y de esa manera, el buen clima laboral, acompaña a que la empresa crezca sin dificultades. “Tenemos en claro que la gente te hace crecer o decrecer’, entonces, si la empresa crece, la gente tiene que crecer también. Llevamos adelante una muy buena política de Recursos Humanos, para que la gente se involucre en el desarrollo de la empresa. Aproximadamente, una vez por mes los integrantes de todos los sectores compartimos un asado en la empresa. Consideramos que todos somos una familia que persigue un objetivo en común,  que es el desarrollo de todos sus integrantes, junto al de la organización. Estamos convencidos que si la gente no te acompaña cuando hay crecimiento, no podes lograrlo. Si el mercado demanda tus productos debes cumplir en tiempo y forma para satisfacer esa demanda. Si  no podes cumplir con la necesidad de tus clientes, los mismos te cambian por un competidor que les resulte confiable. Nuestro lema es que si a la empresa le va bien, a la gente que nos acompaña le tiene que ir bien”.

CAMINO ASCENDENTE

Desde el primer día, los tres dueños de la empresa tienen bien en claro cuales eran los objetivos, las metas que debían alcanzar. Desde el primer momento tienen la visión, la misión, el propósito, cuentan con la certificación de sus procesos bajo normas ISO 9001, etc.

En el mercado de la termofusión, compiten más de 20 empresas. Con tan sólo seis años dentro del rubro, Sefinpol ya se ubica dentro de las cinco empresas que lideran ese mercado. “La termofusión es un mercado maduro, pero es un mercado considerable. Hay diez empresas que son muy competitivas, cuatro o cinco son empresas internacionales, algunas de ellas, grupos económicos mundiales muy poderosos. Nuestra estrategia de ingreso al mercado fue la de ofrecer un excelente servicio, con entrega del productos dentro de las 72hs, con una calidad igual o superior a la del líder del mercado y a un precio muy competitivo.  Es cierto que el camino no fue fácil, pero en la actualidad, la empresa tiene la posibilidad de crecer día a día: “A los resultados no llegas fácil; se pasaron momentos difíciles. Pero sabemos que si no hubiéramos hecho todo con el profesionalismo que lo hicimos, no hubiéramos podido llegar a estar quintos en el rubro a nivel nacional. Nuestro crecimiento hoy en día es bastante menos costoso que en su momento. Hoy nos ocurre que hay nuevos clientes/proveedores que se contactan para empezar a trabajar con nosotros. El producto y los valores de la empresa ya se conocen en el mercado y se nos asocia con una excelente calidad y una política amigable a las necesidades de nuestros clientes y proveedores.

Respecto a las relaciones con los clientes, en Sefinpol existe la política de mantener un contacto a largo plazo. A nosotros no nos interesa hacer un negocio puntual. Nos interesa generar relaciones de largo plazo, es decir que una vez que se suma un cliente, que no nos deje de comprar nunca más. Hay una relación de cercanía con el cliente, donde por ejemplo cuando hubo devaluaciones, o con cada aumento de precios, siempre entregamos todos los pedidos a precio viejo y les damos tiempo a los clientes, para que repongan su stock. Todas esas políticas son de largo plazo; de entrada a vos te generan menor rentabilidad, pero el cliente siente que lo respaldas y que no le vas a soltar la mano”, Afirmó el representante de la compañía.

La empresa comenzó a comercializar sus productos en la zona más competitiva que es Buenos Aires. Pero hoy en día el producto llega a todo el país y también se exporta a Uruguay, Bolivia y Paraguay. Sefinpol cuenta con tecnología de primera línea y eso es una de las diferencias que se pueden encontrar respecto a las demás empresas que producen termofusión. “Lo que hay en nuestro mercado son muchas plantas montadas con poca tecnología”, analiza el presidente de la empresa. “Hay muchas maquinarias chinas, la cual sale la mitad de precio pero después tiene menor productividad. Nosotros tenemos todas maquinarias italianas, alemanas, europeas. Toda tecnología de punta y eso te permite largar a la mejor pieza, homogénea, constante a través del tiempo y con una excelente relación precio/calidad”.

La materia prima con la cual trabaja Sefinpol es nacional. El único productor en Sudamérica esta en Mendoza y es una especialidad del polipropileno (PP Random tipo 3).

“Hoy consideramos que nuestra marca RedEco (marca de termofusión) está consolidada. Realizamos inyección de piezas para terceros y a futuro nuestra intención es desarrollar otra unidad de negocios que dentro de lo posible, no esté relacionada con la actividad de la construcción, explica el socio de la empresa a Revista DeParques.

PASANTÍAS EN SEFINPOL

La empresa tiene pasantías con escuelas secundarias, con un colegio de Lomas de Zamora. Este año, cuatro personas fueron a la empresa. La pasantía no se limita solamente a hacerlos trabajar, sino a mostrarle cada sector. Desde la empresa se trata de hacer una capacitación a los chicos.

Además, se han realizado trabajo de campo en la empresa con alumnos de las facultades de Ingeniería de la UBA y UTN, y de Ciencias económicas de UADE, UCA, UBA y UNLZ.

Por último, como el Dr. Jorge Fullone es profesor desde hace 20 años en la Facultad de Ciencias Economías de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, en la última materia de la carrera de Contador Público (Seminario), se realiza todos los cuatrimestres, con dos cursos, una visita a la planta con el objetivo de conocer los procesos de producción y para que los alumnos realicen un Trabajo de costos sobre datos prácticos y reales.